17 de junio de 2017

"¡20 años ya!"

17 de Junio de 2017: Hoy hace 20 años que los Pedalistas iniciamos la aventura en el Reino Unido.

Para celebrarlo: ¡He conseguido que el Peda me escriba el divague! 

Muchas gracias, compa de piso. 

Por todo. 



-----

Veinte años y sin aprender inglés, por dios, pero qué veinte años. Veinte años de no parar de disfrutar, de hacer cosas que hacen los británicos que no hubiéramos soñado hacer en España, veinte años de aprender otras formas de mirar el mundo, irreparablemente contaminados, veinte años de anglofilia y un poco (últimamente) de anglofobia, de conocer mucha gente de muchos sitios, muchos sitios de este país y muchos países del mundo, veinte años que cada vez se pasan más rápido, veinte años de tantas y tantas cosas que no caben en un post.

Son 7.305 días, más de mil semanas, más de mil historias. Nos recuerdo llegando a Gatwick y un anuncio de Heineken, verde. Luego Ángeles y la casa de Steve, y Grimsby y Cleethorpes, y tantas cosas de allí, 19 años sin volver, y más adelante Derby y Nottingham, St. Ann’s, el Welcome Inn y el ICDiscounts, el chiringuito de cambio de moneda y las mochilas, y ya Londres, con esa aventura latinoamericana de inicio, Londres y más Londres, con un piso que cada día me gusta más, en una ciudad cada vez más difícil.

Nos recuerdo viniendo para cinco años o “mientras estemos a gusto”, con ese billete de ida que da vértigo pero como tantas de las cosas que hemos hecho, sin vértigo, sin miedo, tirándonos a la piscina porque seguro que hay agua, y luego resulta que había agua. Y ahora el vértigo es pensar que te quedas aquí “para siempre”, que ya no hay vuelta atrás, que esto va en serio, y que más vale que me ponga a aprender inglés.

Veinte años que dan para mucho, bueno y malo, y ahora encima con una hija inglesa y a la que le gustan los toros, que pasa del españolismo cañí al amor a la reina sin solución de continuidad, veinte años que se harán treinta porque esto es ya una cuesta abajo, y no tenemos frenos, no ponemos frenos. A veces pienso que a mis abuelos jamás se les pasaría por la cabeza que tendrían una hija inglesa, una hija extranjera, que tendría que ser un shock, y sin embargo, aquí estamos. Las decisiones tienen consecuencias, para lo bueno y para lo malo, y en este caso ha sido para bueno, para bien y para mejor. Puedo imaginar otras vidas fruto de otras decisiones y, aunque suene panglossiano, no puedo imaginar una vida mejor que esta.

Veinte años juntos. Tú siempre a mi lado.

22 comentarios:

  1. ¡20 años ya!

    Y sin aprender inglés. ¡Hombre, ya!

    Jodeeeer! Cuando empezamos a contar de veinte en veinte, la cosa da vértigo.

    ResponderEliminar
  2. Joooo qué bonito. Casi casi me enternezco, menos mal que sé que todo es mentira.

    He echado de menos una referencia al amor a la moqueta que habéis desarrollado en estos veinte años.

    dentro de otros veinte será "y ya no sabemos escribir en castellano".

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Joder! ¡Veinte años!suena bastante contundente...y prometedor, porque el post es: "¡Veinte años ya!" como si esos veinte hubieran pasado como un soplo ligero y fresco. Si hubiera sido "ya veinte años..." sonaría como a tedio y a calor. Pero no: ¡Hay que ver cómo cambia la cosa dependiendo de lo que tienes al lado! (Aún no he terminado el ejercicio rayuelesco. Lux, como siempre, gana). Gracias por el post, Peda.

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Nán. Inglés sabes. Lo que no sabes es londinense, pero eso no lo saben ni ellos, que acentos más odiosos por la laca de Theresa May.
    El tiempo no es un animal doméstico, a veces nos engaña y parece que nos acaricia, pero sólo podemos vivirlo como presente. Y me alegro de todo lo bueno que el presente os trae, y me río con la caña que os da la Minicompañera de piso. Buena celebration!.

    ResponderEliminar
  6. Morning darlings, muchas gracias por todo! :) El ejercicio rayuelesco no era para leer, pobrinos! El caso es q empecé por enlazar un par y ya se me fue de las manos. La conclusión es richelieuiana... "dénme un escrito de cualquier hombre de su puño y letra y lograré condenarle"... pues esto del bloguerío ... "dénme una colaboración, y se la enlazaré". Pero, aún así, me daba cuenta de todas las cosas q aún no he contado, q hubiera querido enlazar. Lo cual son... buenas (?) noticias!!!

    Un super abrazo superhug y muxus

    di

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Huyendo del calor? ¡¡¿En Lasarte?!! (¿O en Andoain, patria muy chica -y muy cateta- del Sr. Snoid?)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. No sé, Lux. Mas bonita que nuestro himno sí que es. Al menos la parte que sale en la obertura 1812. Hoy he tenido la ocasión de escucharlo durante la procesión del Corpus (me obligaron a asistir como ¿cuidadora? de la carroza) interpretada por una banda militar. Un horror. Ahí iba Cristo en versión sacramental acompañado de un nutrido grupo de gente armada con subfusiles de asalto perteneciente al glorioso cuerpo de artilleros. Igualito que cuando le conducían al patíbulo. Al otro lado de la procesión, los niños disfrazados de primocomulgantes eran acosados por hordas enloquecidas de padres armados con cámaras. Durante el trayecto fuí testigo de esta conversación: "Es que el Evangelio es como Mein Kampf, hay que entenderlos en su contexto". Como siga currando para esa gente, o me paso a la primera iglesia reformada que encuentre, o acabo pasándome a lo de NáN y Di.

      Eliminar
    4. Ay CESI q nos hemos cruzado! Me parto... vennnn vennnn a la iglesia de Nan--Diiiiiii.. vennnnn

      :)

      Eliminar
    5. Para que te hagas una idea: https://www.youtube.com/watch?v=2WChvNtqQSI esto, pero con un calor insufrible. Atento desde el minuto 11. ¡Cuánto mejor lo de Andoain!

      Eliminar
    6. CESI, por favor! Que esto es dos rombos!!!

      Qué fuerte... en el fondo haces una labor conmigo pq esto yo no sé si lo he visto en mi vida (tan punky no, desde luego). Me quedo con el minuto 11:24, justo cuando pasa el guardil, luego hay un tipo q está en centro pantalla en 11:26, un militar con gafas de sol: QUE GRANDE. Tiene q ser atrezzo!! Bueno, y los curas de antes... es todo muy severo...

      Eliminar
    7. PS. Aún me estoy riendo tb con el Sr Snoid saliéndose de "Ignacio de Loyola" y tú aguantando pq has pagado y por el aircon... CESI for president!

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Os veo muy afectados con el nuevo gadget! Pero por el precio, no nos podemos quejar!!! Además, así viajammos sin movernos de nuestro sofá... VIAJES DI... LE REFRESCAN. Está usted en Andalucía? Le ponemos en Andoain! O incluso en Francia! Qué será lo siguiente, Dinamarca?

    Por cierto, qué gran enlace LUX... ese es el pueblo del Sr Snoid? Jo, las pobres trogloditas con esos plásticos antilluvia dan una pena!!! Y esto con Lux, CESI... retira todas tus palabras atacantes sobre este pueblo, q me encanta su comparsa!

    Venga, a ver donde nos lleva el Kutrefeed mañana...

    hugs

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Impresionado. Me lo he metido todo en vena, subyugado como si fuera una peli rodada por el mismísimo Buñuel. ¡Cuántas chicas guapas de mi edad! y qué bien vestidas las jodías. En la Residencia de Ancianos van con cualquier trapillo, pero aquí lo dan todo. Un Paraíso para ligar.

    ¿Y del detalle del Cura Jefe, que antes de entrar toquetea a los militares que, espada en alto, lo protegieron durante el desfile? Pillín.

    Por no hablar del Mundo Moderno Hoy: militares que van por el centro de la calzada agrupados, agrupados, como si tuvieran miedo, y para protegerlos ponen a unas mozas con uniforme de guerrilleras, sin armas ni nada, pero con cara de "como queráis hacerles algo a los chicos os vais a enterar".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, NáN. Parece mentira que en pleno mil novecientos cuarenta y...digo, 2017 se hagan producciones tan buñuelianas. ¡es una pena que en el video no se perciba el olor a naftalina-laca que exhalan las chucas de tu edad!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  10. 20 años, no son nada. Y lo son todo, una vida entera. O no. Y si no que se lo pregunten a los alegres comulgantes y comulgantas (marineritos y princesas, dios qué han hecho estos hijos para merecer que el tiempo se congele en sus ropas), no pasa el tiempo por ellos, la misma rancia calaña acompañando a cristo. Qué necesidad había, digo yo, de proteger tanto a un difunto que tras resucitar se fue al cielo y no corre peligro ninguno; será por si una banda roba el oro de esa torreta que parecen alabar.Madre mía, que cruz...
    Pero por ir al grano, yo si dudo que sepas inglés, Peda. Lo tuyo estaba (¿está?)en el adn que llevamos los de esta capital, txikita y apañada pero nula para los idiomas. Otra cosica es Di, del sur del ebro, el calor hace que las neuronas crezcan más rápido, ansí sea para huir de él hacia el fresco.
    Respondiendo a Nan, estamos todas bien y el oso también. Acabado el curso toca descansar, vacacionar y en el caso de mi pequeña ¡¡¡hacer el camino de Santiago!!!para horror de su padre al que todo lo que suene a religioso produce un sarpullido insufrible. A mi solo me preocupa que sufra una insolación. Si reflexiona sobre la vida, conoce a gente, incluso si encuentra la fe verdadera (o falsa)serán cosas secundarias a si se pone la gorra.
    Espero que tú también estés bien
    Besitos


    ResponderEliminar
  11. Já, Marisa. No soy muy religioso que digamos, ya que en las navidades que tenía 15 años decidí que todo eso era un cuento. Sin embargo, sí me apeteció hacer ese Camino (el llamado “francés) años más tarde. Lo que me atraía era caminar en un entorno natural, bastante solitario entonces, con un par de amigos. Al final no lo hice. Dile al padre que muchos lo hacen así, sin “interferencias” religiosas. Lo de la gorra en los momentos de más sol, me parece perfecto. Yo añadiría un par de zapatillas cómodas, para cambiarlas cada día. Si va con un grupo o grupito de amigos, va a ser una experiencia sensacional de la que va a disfrutar mucho.

    Abrazote a todos

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.