2 de octubre de 2010

Haciendo equipo (Team building)

En mi último divague "Hoy necesito un poco de poesía" estuve toda budista porque aún me encontraba bajo los efectos del viernes anterior,  que me lo pasé enterito en el centro budista Jamyang. Tuvimos uno de esos días en los que varios equipos del trabajo vamos a un sitio fuera de nuestro hábitat natural (como buenos tornillos del engranaje de uno de los brazos del sistema público, entorno austero, gris, setentero) para planear, con suerte aprender algo y, en fín, hacer cruces en unas cuantas casillas. Y también para conocernos más y crear algo de "espíritu de equipo"... "Team Building" que se llama por aquí (y por allá, cómo se llama?).

El centro budista está en un edificio muy bonito, The Old Courthouse, que había sido en la época victoriana una estación de policía (y es la más antigua conservada intacta en Londinium) y luego fue un juzgado por donde pasaron algunos miembos famosos del IRA. El centro ahora no recuerda en absoluta su origen: tiene un recibidor lleno de fotos del Dalai Lama y cojines, un café-restaurante donde venden trozos de tarta que están horneando en la cocina, una biblioteca y, por supuesto, la gran sala donde nos reunimos, "el santuario". Todo el personal es budista, incluso hay aprendices que pasan allí tres meses, viviendo. Me chocó el cartel en el banio: "deja este banio en el estado de limpieza que crees que debería estar". A ver, una cosa es "déjalo como lo has encontrado", pero pongamos que un obsesivo de la limpieza pasa por ahí. Debe ir a pedirles del Pato WC en recepción, para dejarlo al nivel que piensa debería estar?

El grueso del día lo pasamos en el santuario (lo que había sido la sala de juicios), donde había que entrar descalzos, por supuesto. En el fondo había un Buda tamanio mucho más que natural. Tengo un amigo que dice que su Buda del salón le da mucha paz. Debería probar con este: un elefante de buda, todo dorado y tranquilidad. Claro que tenía una pantalla de proyección de powerpoint por delante, para que no nos tranquilizase demasiado. También había unos cuadros a los largo de la sala con las doce "deeds" del Buda. Yo estaba debajo de la de cuando decide nacer, y como entrar en el útero de su madre que era una princesa o similar.

Pasé mucho frío, horrosoro. Los pies descalzos no ayudaban: soy de aquellas con pies, manos y nariz siempre bordeando peligrosamente el punto de congelación. Toda la maniana la pasé con las pierna cruzadas a lo Buda, sobre la silla (era un ambiente relajado, se entiende) pero con el objetivo de lograr la menor extensión de mi cuerpo en contacto con las corrientes del iglú. Cuando pensaba que mis dedos iban a hacer crack, ya por la tarde, me aventuré a poner el pie en el suelo y noté una sensación extrania... oh, exploré con mi segundo pie, y... sí, lo que notaba era algo de calor, había calefacción debajo de la tarima!!! Ommm.

En esas estaba yo cuando ya mi mente no estaba. Pero vamos, ni allí ni a millas de cualquier punto de ese bonito edificio victoriano. Tengo serios problemas de concentración si no estoy activa. Para que alguien que habla a una grupo mantenga mi atención durante un rato, ha de ser un coloso del carisma. O ser un tema que me apasione. Mi religión me impide apasionarme con temas de trabajo. Me interesa, eso sí, pero en cuanto te pagan por ello, algo raro debe haber. Para mi salud mental, necesito hacer otras cosas durante horario de ocio. Por ejemplo, divagar.

Y divagué sobre otros días de team building que había tenido en el pasado, algunos auténticas ocasiones de divague y bastantes divertidos, otros, verdaderas plastas. Una vez, viviendo en el norte, fuimos a un "Country House Hotel" muy pijo, y nos pasamos todo el día hablando de curro. Fue un rollo. Otra vez, ya en Londinium, fuimos a una isla del Támesis que hay hacia el Oeste de la ciudad. Tuvimos que cruzar en barquita y una vez en la isla, estábamos atrapados (ya sabían lo que hacían): fue otro sopor. En una ocasión, con un equipo que era una risa fuimos a los Kew Gardens. Por la maniana habíamos hecho el trabajo, y por la tarde vimos flores. Nos perdimos en los inmensos invernaderos, vimos plantas curiosas, hice fotos.

Remontándonos muchos anios, recordé cuando empezaba en este asunto, y era la junior del equipo. Tuvimos entonces ese día en un parque temático: bosque (a alguien le suena Sherwood?), y zona con diversiones acuáticas (bajo una gran burbuja, no olvidemos que hablamos del UK). Habia una piscina enorme con olas, toboganes acuáticos, especie de jacuzzis...  Pero cómo es la memoria, lo que recuerdo con una claridad nítida mientras escribo es el piercing en el pezón que llevaba un companiero de trabajo. Nadie podía quitar los ojos de ahí y luego, no pude evitar mirarle de otra manera. A ver, no que fuera una absoluta sorpresa, porque si piensas en la clase de tíos que se hacen esas cosas, ese era él. Pero aún así: estás discutiendo un tema de curro con él y estás teniendo intrusiones sobre su anillo.

El mejor de estos días, sin duda, fue el que fuimos, hace unos tres anios a "Go ape". De nuevo un bosque, al oeste de Londinium, donde han montado una pista americana entre los árboles, arriba del todo. Pero cuando digo arriba, digo arriba, no sé 30 metros? Muy alto. Al principio me dio pavor. Te atabas con unos arneses y lo primero era tirarte desde una plataforma a una especie de tela de arania y trepar por ella, hasta el siguiente árbol. Y más dificultades para llegar al cuarto árbol, luego pasar por un tubo, por un palo que da vueltas... al final de cada circuito bajabas al suelo con una tirolina. Eso era lo mejor. Ahhh cuánta adrenalina, y cuánto ayudó al "team building". Los inicialmente gallinas íbamos juntos, ayudados por un valiente, y todos exagerábamos nuestro rol. Al final del último circuito estaba el "Tarzan Jump"... wow, os pongo un vídeo para que os hagáis una remota idea (en el punto 1:20). Una pena no habernos filmado a nosotros mismos aquel día, pero es que estábamos en otras cosas: salir de esa con vida. No fue Team Building, fue Team Survival.

10 comentarios:

  1. Buff! Ya iba a la cocina a tomarme una dosis doble de Tranqui-Majetín, cuando abrí esto otra vez y ya se había normalizado.

    A los Team Bulding, aquí los llamamos "juerga" o "estupor y vergüenza ajena", según sea el caso. Y a las "estaciones de policía", comisarías.

    Me pregunto si podría hablar de trabajo con una tía con una anilla en un pezón. Y la pregunta es demasiado estridente. Bajo de nivel: me pregunto si podría hablar con una tía con una anilla en un pezón. (Ya he bajado a la realidad y creo que no pasaría de balbucear).

    En mi humilde opinión, esas jornadas se montan como una prueba de adaptación al trabajo. Quien es capaz de autohumillarse así, puede con todo. Quizá sea envidia, porque al no ser staff, hablo de algunos amigos. A mí me llevaron en autobús a Aranjuez para celebrar un proyecto de esos que da pasta para dos años, con muchas actividades, pero el autobús aparcó junto a un restaurante bar muy antiguo y bonito, y tres colegas y yo nos quedamos un momento a tomar un algo ("luego os pillamos") y nos quedamos ahí a echar el día entero.

    Otra vez, nos premiaron con una fiesta campera con churrascos, placita toros, novillitos. Pero ni cogí el autobús.

    Con respecto al budismo, eso sí que es chulo, pero ya te dije en otra ocasión que soy del Beodismo Zen. De todas maneras odio el proselitismo: el budismo del Gordote puede ser tan bueno como cualquier otro.

    ResponderEliminar
  2. Centro budista, centro budista, os debe parecer algo grande eso en londinium, se os llena la boca... En Aragón tenemos uno la mar de majico y no hacemos tanta propaganda... Bien pincho que es!

    Aunque tiene un nombre impronunciable todo el mundo lo conoce como centro budista de Panillo. Está en el Valle de la Fueva y si pasáis cerca de Graus, vale la pena desviarse.

    Eso si, no creo que se dediquen a hacer fiestukis de directivos ni getting togehers de esas que cuentas... Son bastante serios.

    ResponderEliminar
  3. Ay, cómo estáis, salgo de la ducha y ya venga a dar cania, que si "se nos llena la boca", que si las comisarías... es q nopuede una traducir literal, NaN, q una se subió a esto del blog entre otras razones, para no perder el mal castellano q me queda (así q ya no hablo ningún idioma bien, pq no hablemos del pitinglis donde nunca pronunciaré bien-según el Peda-mil palabras como "comfortable").

    Pensando lo del anillo (auch!), peinsas nan, q es que ese tío esta realmente preparado a llegar a donde sea, pq ayy, no sé, no sigo, esto debe ir al "divlog no autorizado".

    Lo de la fiestuki de novillos no ncesita comentario. Ah, quería aclarar q estos días no salen del bolsillo público, lo q valía por ejla entrada del Go Ape lo pagamos los asistentes. El día, tal vez si, pero es q los ingleses estas cosas dell equipo s elas toman en serio. Y tienen razón: en mi mundo no s epuede trabajar solo. O trabajar BIEN solo.

    Diva, estos budisttas alquilan el centro incluso a la convención de mayoristas del jamón ibérico, seguro. Assí q quien sabe, hacemos allí el "Primer congreso de Di-vas y divagantes"? Las tartas prometen.

    ResponderEliminar
  4. Me quedan 2 divagues de los pasados días donde divagar (por no hablar de blogs amigos donde estoy missing desde hace días por las piii baldosas), pero es que me lanzo a las calles. Pero están ahí, y esta noche tal vez... tal vez.

    ResponderEliminar
  5. Di, Di, ¿a qué tanto ruido? No te das cuenta de que lo pretendo es ayudarte a que tu español brille? ¿Que intento elegir por ti las mejores losetas de la lengua? ¿Que le puedas dar un baño linguístico a cualquiera?

    Y al mismo tiempo, entretenerte para que no recuerdes los problemas de estos momentos.

    Majete el centroB, Diva.

    ResponderEliminar
  6. Yo solo (me cuesta no poner la tilde) he estado en un evento de esos. Entré en la anterior empresa cuando estaba bollante y nos hacían un 'Curso de acogida' (cómo suena a secta) en un pueblo recuperado como universidad corporativa. Nos daban cada día una charla sobre una de las empresas del grupo, luego hacíamos alguna chorrada. Lo mejor es que para los últimos días ya habíamos buildeado mucho el team y hacíamos botellón en una zona apartada. Porque, eso sí, no nos dejaban abandonar el recinto en los cinco días!!! Y lo más absurdo es que estábamos todos los de las empresas mezclados así que por mucho team que buildearamos luego nunca íbamos a trabajar juntos.

    ResponderEliminar
  7. Di, tienes razón, cuánta hostilidad, menos mal que ya hemos entrado en mengua y seguro que nos dulcificamos. Por cierto, ayer, mengua y viernes era le día ideal para añadir más vino al vinagre. Y lo mejor de todo es que me acordé!!

    ResponderEliminar
  8. Ya he encargado todas las baldosas. Blanco mate y una pared en plan design verde lima (me encanta ese color). Veremos q sale. Toi más tranquila.

    Diva, sabes q lo de mordernos es solo para dar carnaza a la afición. LO del barro es como Blancanieves: solo existe en la cabeza de algunos divagantes. Nosotras somos dos malvas rosas, casi siempre. Bueno, paro, q si no, saldrá el SEmior Wolf y las dos folkloricas del divlog son otros (aka basaja et nan)

    NaN: no sabes lo agradecida q estoy por todas tus ensenianzas. Solo temo q me empieces a cobrar , por tu contrato basura con el divlog. Estoy pensando en echar al basaja.

    ANi, pero 5 días encerrados??? pero qué clase de empresa hace eso? sería cuando las vacas gordas. Sobre lo de las pernoctas de los ingleses (en congresos y tal) podría escribir algún divague... en el divlog no autorizado.

    Lo de vinagre y el vino me gusta, algún día haré estas cosas (cuando regente mi Ryad) pero tendremos q abrir otro blog con "practicalidades de la vida". NO sé nada.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.